fbpx

MINDFUL EATING EN TRASTORNO POR ATRACÓN

El Trastorno por Atracón (TPA) es un Trastorno de la Conducta Alimentaria caracterizado por episodios de ingesta compulsiva, en los que se produce la ingesta en poco tiempo (inferior a 2 horas) de una cantidad de comida excesiva y la pérdida de control sobre esta (García Palacios, 2014).

Este tipo de trastorno afecta a aproximadamente del 2 al 5% de la población general y es más frecuente en las mujeres que en los hombres, aunque investigaciones recientes comienzan a reflejar incrementos en la población masculina (Camarillo, Cabada, Gómez y Munguía, 2013; Franco, Martínez, López – Espinoza, Aguilera y Valdés, 2010; Morán, Licea y Iñárritu, 2009). Los atracones de comida son más frecuentes en personas entre 20 y 40 años de edad, aunque también se presenta en población más joven debido a factores ambientales como la moda, el bullying y las relaciones interpersonales.

Según el DSM-5, este trastorno es considerado el más frecuente en la población obesa y está en aumento la aparición de nuevos casos en la población en general (APA, 2014). El 50% aproximadamente de los pacientes con TPA presentan obesidad. 

Algunos de los elementos que le pueden desencadenar trastorno por atracón son si tiene una dieta restrictiva, si sufre cambios de peso, si tiene rechazo de su imagen corporal, si siente ansiedad o síntomas depresivos. 

¿Se siente identificado con estados de culpa, remordimientos, tristeza,autorechazo, problemas al relacionarse con familiares, amigos y/o pareja? ¿O siente dificultad para realizar el trabajo? ¿Ha tenido ideas de hacerse daño o de suicidio?

Algunas de las características principales de las personas con este trastorno según Cuadro y Baile (2015) son:

  • Tener sobrepeso u obesidad.
  • Descontrol alimentario (realizar atracones).
  • Sentir que pierdes el control sobre la ingesta de comida.
  • No sentir satisfacción con el propio cuerpo.
  • Tener desagrado por el tamaño de su cuerpo, pero no una distorsión del mismo.
  • Evitar situaciones por la insatisfacción con la imagen del cuerpo que se tiene.
  • Miedo moderado a ganar peso.
  • Sentir culpa o disgusto por no poder controlarse durante la ingesta.
  • Sentir ansiedad después de comer.
  • Irregularidades menstruales y amenorrea (falta de menstruación).

El TPA puede presentarse junto con los siguientes trastornos: de ansiedad, del estado de ánimo, de personalidad y obsesivo compulsivo (Cuadro y Baile, 2015).

Es necesario intervenir sobre factores de riesgo del TPA; en este caso: ansiedad, baja autoestima y poco autocontrol que se tenga (Pascual, Etxebarria y Echeburúa, 2011), ya que, la ingesta emocional explica el atracón. Es decir, los atracones aparecen en mayor medida cuando el estado emocional de la persona no es el adecuado. Por lo que se puede decir que el objetivo que tienen los atracones es paliar un estado de ánimo en el que la persona se encuentra con un nivel de ansiedad elevado (Cuadro y Baile, 2015). 

El Mindful Eating es una técnica cognitivo-conductual que consiste en aplicar la técnica de mindfulness a las distintas etapas que comprenden el proceso de la alimentación: elección de alimentos de forma consciente, diferenciar entre hambre física y psicológica, identificar las señales de saciedad y, en definitiva, comer con atención plena (Grimm y Steinle, 2011). 

Algunos de los elementos que le pueden desencadenar trastorno por atracón son si tiene una dieta restrictiva, si sufre cambios de peso, si tiene rechazo de su imagen corporal, si siente ansiedad o síntomas depresivos. 

¿Se siente identificado con estados de culpa, remordimientos, tristeza ,autorechazo, problemas al relacionarse con familiares, amigos y/o pareja? ¿O siente dificultad para realizar el trabajo? ¿Ha tenido ideas de hacerse daño o de suicidio?

Algunas de las características principales de las personas con este trastorno según Cuadro y Baile (2015) son:

  • Tener sobrepeso u obesidad.
  • Descontrol alimentario (realizar atracones).
  • Sentir que pierdes el control sobre la ingesta de comida.
  • No sentir satisfacción con el propio cuerpo.
  • Tener desagrado por el tamaño de su cuerpo, pero no una distorsión del mismo.
  • Evitar situaciones por la insatisfacción con la imagen del cuerpo que se tiene.
  • Miedo moderado a ganar peso.
  • Sentir culpa o disgusto por no poder controlarse durante la ingesta.
  • Sentir ansiedad después de comer.
  • Irregularidades menstruales y amenorrea (falta de menstruación).

El TPA puede presentarse junto con los siguientes trastornos: de ansiedad, del estado de ánimo, de personalidad y obsesivo compulsivo (Cuadro y Baile, 2015).

Es necesario intervenir sobre factores de riesgo del TPA; en este caso: ansiedad, baja autoestima y poco autocontrol que se tenga (Pascual, Etxebarria y Echeburúa, 2011), ya que, la ingesta emocional explica el atracón. Es decir, los atracones aparecen en mayor medida cuando el estado emocional de la persona no es el adecuado. Por lo que se puede decir que el objetivo que tienen los atracones es paliar un estado de ánimo en el que la persona se encuentra con un nivel de ansiedad elevado (Cuadro y Baile, 2015). 

El Mindful Eating es una técnica cognitivo-conductual que consiste en aplicar la técnica de mindfulness a las distintas etapas que comprenden el proceso de la alimentación: elección de alimentos de forma consciente, diferenciar entre hambre física y psicológica, identificar las señales de saciedad y, en definitiva, comer con atención plena (Grimm y Steinle, 2011). 

Los programas basados en el Entrenamiento de Mindfulness para comer de manera consciente (MB-EAT) (Kristeller y Hallett, 1999) lo utilizan como módulo principal de tratamiento.

Existe evidencia de la efectividad del entrenamiento en técnicas de Mindful Eating. Gracias a esta técnica se pueden mejorar la regulación de las emociones, el autocontrol con la comida, la capacidad de atención y contención del pensamiento en relación con la comida; y disminuir los episodios de atracón, el estrés, los síntomas depresivos, el afecto negativo y la impulsividad (Raya, 2016).

REFERENCIAS

American Psychiatric Association. (2014). Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5®: Spanish Edition of the Desk Reference to the Diagnostic Criteria From DSM-5®. American Psychiatric Pub.

Cuadro, E., y Baile, J. I. (2015). Binge eating disorder: analysis and treatment. Revista Mexicana de Trastornos Alimentarios.

García Palacios, A. (2014). El trastorno por atracón en el DSM-5. Cuadernos de medicina psicosomática y psiquiatría de enlace.

Grimm, E. y Steinle, N. (2011). Genetics of Eating Behavior: Established and Emerging Concepts. Nutritiom Reviews.

Kristeller, J., & Hallett, C. (1999). An Exploratory Study of a Meditation-based Intervention for Binge Eating Disorder. Revista de psicología de la salud

Pascual, A., Etxebarria, I., y Echeburúa, E. (2011). Las variables emocionales como factores de riesgo de los trastornos de la conducta alimentaria. International journal of clinical and health psychology.

Raya Güimil, D. (2016). Intervenciones basadas en mindfulness aplicadas a trastornos de la conducta alimentaria. Una revisión bibliográfica.

Ruiz Fuentes, S. (2015). Mindfulness y estilos de ingesta en la población con Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Imágenes recuperadas de https://pixabay.com/es/

Autora: CELIA LÓPEZ MUÑOZ