MEDIACIÓN: UNA SOLUCIÓN PACTADA A UN CONFLICTO

 

¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN?

Es un procedimiento en que terceras personas ayudan a las partes a alcanzar por si mismas soluciones amistosas en sus conflictos. El mediador, no adopta las decisiones o acuerdos, eso es el objetivo de las partes implicadas.

mediacion

 

La mediación es una estrategia usada poco en occidente, donde se ha preferido desde siempre las resoluciones clásicas del derecho y que el juez dictamina.

Es por ello que la mediación está arraigada a una sociedad donde la justicia depende del grupo de personas implicadas y de un tercero, mientras que en un sistema de justicia estatal, como es  más el occidental, la mediación es un aparato del estado.

¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS DE LA MEDIACIÓN?

-Mejorar la comunicación entre las partes, o reestablecerlas si han desaparecido.

-Mejorar las relaciones entre las partes, padres e hijos, abuelos, clientes, empresarios.

-Encontrar soluciones pactadas y adecuadas para cada situación.

-Tener en cuenta las situaciones de cada miembro.

-Evitar que se enquiste el conflicto.

-Desarrollar un proyecto de acuerdo.

¿QUÉ PAPEL DESARROLLA EL PSICÓLOGO COMO MEDIADOR?

El psicólogo representa en la actualidad un papel muy importante a la hora de resolver este tipo de conflictos, dado que se encarga de orientar a las partes, facilitando la relación entre ellas y ofrece soluciones creativas, para que ambas partes ganen.

El mediador con su presencia implica que las partes sitúen su conflicto en una secuencia temporal, organizada en sesiones. Por ello, la mediación es una alternativa a juicios contenciosos por que el tiempo invertido y el dinero es menor en la mediación que en los juicios (tardan meses en celebrarse con el consecuente colapso de los tribunales, con la angustia que conlleva este tiempo en ambas partes y con un mayor coste económico). La presencia del mediador obliga a las partes a reorientar sus problemas, ya que esta se verá influida por la figura del mediador, que favorecerá el discurso entre ambas.

La mediación está aconsejada en la mayoría de los casos, salvo en excepciones como en la violencia de género.

Por último, se ha comprobado que a través de la mediación se han obtenido resultados muy satisfactorios por ambas partes.

REFERENCIAS:

Autores: De Diego, R. y Guillén, C. (2008)

Material: Colegio oficial de psicólogos. Miguel Ángel Osma, Mediación familiar.