La importancia de las zonas verdes para nuestra salud mental

La importancia de las zonas verdes para nuestra salud mental

A la hora de tratar el tema de la salud mental una de las cuestiones menos conocidas es el efecto que en ella ejerce nuestro entorno. En concreto, recientemente se han investigado los beneficios que proporciona el contacto con zonas verdes en nuestro día a día. De esta manera, se han encontrado resultados que respaldan que aquellas personas que viven en áreas urbanas más verdes, con parques, jardines, etc, presentan un menor estrés mental y mayor bienestar subjetivo (una medida que se relaciona estrechamente con la felicidad). Estos hallazgos llegan hasta el punto de que algunas investigaciones recientes culpan la creciente urbanización y el abandono de los espacios rurales como uno de los factores responsables del actual crecimiento en las cifras de ciertos trastornos mentales, como es el caso de la ansiedad y la depresión.

Además, no son solo los espacios verdes los que proporcionan estos efectos beneficiosos, también se ha encontrado el mismo efecto asociado a “espacios azules”; paisajes urbanos con presencia de acumulaciones agua, como fuentes, arroyos, ríos o estanques.

Las razones de estos beneficios no están aún claras. Los investigadores han propuesto diversas hipótesis, como puede ser el hecho de que los espacios naturales son más placenteros para los sentidos de las personas, dando lugar a una relajación general que llevaría a los beneficios mencionados y a su vez generando una mayor resistencia hacia el estrés y la depresión. No obstante, la hipótesis de la biofilia es probablemente la más destacada. Esta teoría justifica que la razón de tales beneficios psicológicos se debe a una atracción innata a los entornos naturales por parte de los humanos, debido a factores evolutivos. De acuerdo con la biofilia, el entorno natural no solo nos proporcionaría alimento y recursos materiales, si no que además tiene un impacto en nuestro desarrollo emocional, cognitivo y espiritual.

Sea cual sea la razón, los beneficios a la salud mental que proporciona el contacto con espacios naturales ha sido respaldado por múltiples estudios. De esta manera, se ensalza la importancia de invertir en la construcción de espacios verdes en nuestras ciudades. Además, en los últimos años esta información ha empezado a ser aplicada al diseño y a la arquitectura, con el objetivo de utilizar ocurrentemente elementos naturales tales como las plantas y así sacar provecho de sus beneficios.

Autor: Antonio José Horna Roldán

Referencias:

-Burns, G. (2006). Naturally happy, naturally healthy: the role of the natural environment in wellbeing. In The science of wellbeing (pp. 405-431). Oxford: Oxford University Press.

-Kaplan, S., & Kaplan, R. (1989). The visual environment: Public participation in design and planning. Journal of Social Issues, 45(1), 59-86.

-Kellert, S. R. , & Wilson, E. O. (Eds.). (1993). The biophilia hypothesis. Washington, DC: Island Press.

-Sundquist, K., Frank, G., & Sundquist, J. A. N. (2004). Urbanisation and incidence of psychosis and depression: follow-up study of 4.4 million women and men in Sweden. The British Journal of Psychiatry, 184(4), 293-298.

-White, M. P., Alcock, I., Wheeler, B. W., & Depledge, M. H. (2013). Would you be happier living in a greener urban area? A fixed-effects analysis of panel data. Psychological science, 24(6), 920-928.